Cuándo es necesaria una reforma integral en un piso

A menudo, la reforma es la mejor opción para actualizar un negocio, una oficina, un edificio o un hogar que ha perdido su encanto y practicidad a lo largo de los años pero ¿y si te digo que se podría hacer mucho más con hacer mucho menos? A veces basta con echar un vistazo alrededor y si bien la fachada y los elementos importantes están en buen estado quizás el espacio y la organización no. Siempre decimos que las cosas que suceden en un espacio lo transforman y este es un ejemplo. Un piso de soltero, que resulta ser un apartamento para una pareja y, finalmente, llega un niño que más tarde crecerá. Todo cambia y los espacios se adaptan con las manos de la pintura, las posiciones de los muebles, un nuevo sofá… Pero llega un momento en que es preciso saber cuándo es necesaria una reforma integral en un piso, siendo la distribución una de ellas.

Por ejemplo, en esta ocasión, hemos escuchado a tres miembros que viven en un piso de un tamaño reducido al que se le puede desarrollar un proyecto a la medida para crear una línea de estilo sobrio y elegante, con colores naturales que favorecen el descanso y soportan bien el paso del tiempo. Una de las razones para reformar es la utilización de una nueva distribución, que se podría basar en la reubicación de la cocina, la liberación del espacio para las otras habitaciones y el diseño meticuloso de los muebles.

La distribución de las piezas de la cocina entre las paredes puede distribuir el espacio y aprovechar al máximo la superficie al abrir el espacio y maximizar la accesibilidad. La doble funcionalidad de una mesa de comedor de este tipo se podría extender si es necesario para dar cabida a más comensales que se conectan con la sala de estar. Para saber cuándo es necesaria una reforma integral en un piso basta con echar un vistazo alrededor y si la fachada está en buen estado quizás el espacio y la organización no. Se podría aprovechar las paredes para incrustar al máximo el espacio útil de un piso de dimensiones modestas.

De esta manera, se puede renovar también el único baño que sirve a las tres personas que viven en el piso. Tres piezas básicas con mecanismos incorporados y pequeños detalles que intentan sacar al baño a relucir más allá de su estricta funcionalidad. Al igual que la última sala que es un espacio para el descanso, el trabajo y el ocio: un pequeño universo que se puede hacer a medida y en colaboración directa con su ocupante. Pensar en la distribución junto con el diseño de muebles personalizados maximiza las posibilidades de cualquier hogar, sin importar cuán pequeñas sean sus dimensiones. ¿Cuándo es necesaria una reforma integral en un piso? Pues al hablar de reforma integral, no siempre es necesario una reconstrucción intensa o total, como vimos anteriormente, en muchos casos basta con una redistribución del espacio en los puntos clave que le den una dimensión extra al piso y un aspecto diferente con la redistribución de algunos elementos internos que convierta la vivienda en un ambiente práctico, elegante y sin preocupaciones.