Diseñar un rincón de costura en casa

La costura es un hobby para muchas personas y una profesión para otras. Suele ser una actividad bastante relajante y hay quien está deseando tener un poco de tiempo libre para dedicarle unos minutos. No necesitamos mucho espacio ni dinero para hacernos con nuestro propio rincón de costura en casa. Tan sólo es necesario atender a los siguientes consejos:GSI contructora reformas integrales de costura decoracion

  • Si disponemos de una habitación, por muy pequeña que sea, ya lo tenemos casi todo hecho. Empezaremos con pintarla del color que más nos guste. Tened en cuenta que va a ser un sitio en el que vamos a pasar un tiempo muy valioso. Si es por nuestra profesión, estaremos muchas horas. Y si es como hobbie, será un lugar en el que nos querremos encontrar especialmente cómodos. Los tonos verdes y azules contribuyen a la relajación y favorecen la sensación de calma. Tratad de evitar los rojos que a veces estimulan demasiado el sistema nervioso y pueden llegar a agobiarnos. ¿Os habéis dado cuenta que dos de los colores predominantes en colegios y hospitales son el verde y el azul? Esto no es por casualidad…..
  • Colocar estanterías de diferentes tamaños. Son muy baratas y funcionales y nos ayudarán a tenerlo todo a mano. En ellas podemos colocar las lanas. Además funcionarán como elemento decorativo si combinamos bien los colores.
  • Es imprescindible que dispongamos de una ventilación adecuada y, a ser posible, luz natural. La costura requiere un esfuerzo de visión considerable y si no tenemos la claridad necesaria podemos acarrearnos un problema visual. Si no tienes ventanas que den a un patio interior o a la calle, quizá sea el momento de plantearse construir una.
  • La mesa de trabajo debe ser amplia y puede estar colocada de manera central. Las hay de multitud de formas y nos resultará sencillo encontrar una que esté bien de precio. Consulta en los lugares de venta de segunda mano o en los stocks, ya que muchas tienen una rebaja considerable por el simple motivo de ser restantes de otra temporada.
  • Para las paredes puedes elegir vinilos. Los hay de todas las formas y colores imaginables. Estarían bien si los ponemos con motivos relacionados con la labor: botones, telas, agujas de coser,… Les darán un toque muy original y personal a este habitáculo. Además son muy fáciles de colocar y despegar, por lo que podemos renovarlos cada vez que queramos.